“Reflexión ante el café” por Arantxa Mallou

Un viernes, con el olor exquisito del ya habitual café portugués previo al entrenamiento… Una casi medico y profesional del baloncesto; una niña, ya mujer, que recuerda en voz alta su historia…

¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Qué momentos definitivos han creado lo que soy? ¿Qué es lo que he aprendido verdaderamente de todas esas experiencias? ¿Ha superado con creces el crecimiento personal y la felicidad a la frustración? Y sobretodo, ¿qué es lo que realmente poseo que me hace ser yo misma?

Después de multitud de entrevistas o artículos personales acerca de mi trabajo, mis aficiones, mis estudios, etc, he decidido volcarme en las letras de una manera diferente, para mostrar, que no demostrar, cuán intensa ha sido mi vida, mis éxitos, mis logros pendientes (o fracasos como nominan los perdedores), mis sueños y la lucha por los mismos.

Gracias, en este contexto, por querer ser parte de esto.

Para contar una historia se debe empezar por el principio.

El inicio y fin de la mía, aunque todavía sin acabar, estoy segura de que es mi familia. Sin ellos no existe este “ Arantxa Mallou”, no existe vivencia o recuerdo (ahora entiendo que feliz) del que no hayan formado parte de alguna manera. Simplemente no existe o entonces mi cabeza elimina las partes menos importantes de mi vida. En mi caso resulta imprescindible hablar de ello, porque lo que soy ha sido motivado por un entorno sobresaliente: familia, amigos, compañeras de baloncesto, entrenadores, equipo médico, compañeros de vida…

arantxa

Ese aliento cuando estás a punto de caer, esa felicidad y victoria compartida cuando ganas un campeonato, la adrenalina que recorre sus cuerpos y el mío propio cuando metes la canasta final, debates y valoraciones sobre ofertas deportivas de equipos con los que firmarás y pasarás a formar parte, el tener una mano amiga en compañeros de facultad, aguantar muchas y tantas lágrimas de angustia y también de emoción solo por verme feliz… Eso solo lo hacen los genios que me rodean. Realmente ejemplifico una parte casi despreciable de todo lo que hacen por mi.

No estoy segura de tener los recursos suficientes para redactar, enganchar o sorprender… tampoco es mi intención; lo que realmente me haría muy feliz es transmitir y motivar a todos aquellos que tengáis tanta ilusión por cumplir sueños como yo la tengo y de vivir y disfrutar de cada gota de sudor que ello conlleva.

image5-png

Cuando se interesan por mi y me preguntan acerca de compatibilizar el baloncesto con la medicina, con mi familia y mi vida privada, mi respuesta es siempre la misma: or-ga-ni-za-ción. Si os digo la verdad, me entreno en ello desde que era muy pequeña. He sido la niña que no podía ir a algunas fiestas de sus amigos (creo que algunos de vosotros os sentiréis identificados con esto) o a ciertas excursiones escolares, pero también la que se lo pasaba doblemente bien en aquellas a las que asistía. He sido la que se marchaba cada día a entrenar a otra ciudad, pero también la que llegaba al “cole” con más historias que contar. Fui sin lugar a dudas, la más feliz y activa en las obras de teatro, bailes y fiestas, sin olvidar que unas horas más tarde lo era también en las pistas de basket para volver a serlo, tras conversar con la almohada, en los exámenes del instituto.

A esas alturas ya sabía lo que era viajar, vivir fuera de casa, formar parte de una selección nacional, jugar Eurocup, e incluso había vivido en primera persona la experiencia de las lesiones y posteriores cirugías. Pero todo, absolutamente todo, valió la pena. Así que, aunque en otra etapa, con más responsabilidades, decidí seguir fiel a mi plan de vida.

Era entonces cuando me empezaba a dar cuenta de que esa organización y disciplina me ofrecía también una cantidad enorme de momentos de uso y disfrute personal. Muchísimos. Desde grandes viajes de ocio por España, Europa, E.E.U.U, etc ( viajar y ver mundo es una de mis grandes pasiones), hasta algo tan banal como una merienda en casa con mi hermano “echando unos tiros” mientras comíamos aquel gran bocadillo de “nutella”, por supuesto en pan “bimbo”… Todos ellos maravillosos y 100% auténticos.

ORDENAR Y PLANEAR TU VIDA NO TE LIMITA, TE DA LA OPORTUNIDAD DE ENGRANDECER INFINIDAD DE MOMENTOS E INCLUSO EL FACTOR SORPRESA DE SABOREAR AQUELLOS QUE NO HABIAS INCLUIDO EN LA LISTA

Me siento muy afortunada de recibir los valores que el baloncesto me brinda. Tras haber jugado en muchos clubes profesionales de Galicia, España y estos últimos años vivido la experiencia extranjera, puedo decir que sigo teniendo muchas ganas y fuerza para ampliar mis horizontes y seguir adornando esta parte tan bonita de mi vida y naturaleza que me obliga a moverme y al mismo tiempo me da la oportunidad de conocer cosas nuevas, personas nuevas y conocerme también a mi misma.

 

Sin embargo, me gustaría mostrar ambas caras de la moneda. Mi baloncesto, además de bonito, es rutinario e intenso. Aprovecho los descansos hasta el límite para contrastar y recuperar las agujetas y dolores musculares, las madrugadas viajando, los asuntos de vestuario, las noches de estudio… Es cierto que a veces necesito recurrir a rincones de pensar y momentos de soledad, al fin y al cabo, prácticamente la totalidad del día estoy con mis compañeras de equipo y cuerpo técnico. Horas y horas juntos en autobuses, aviones, viajando en general… Lo más especial es andar este camino y ser consciente de cada paso.

No es fácil acostumbrar el cuerpo y la mente a un lugar diferente cada año o cada cierto tiempo, a no tener una residencia fija o a compartir tu vida e intimidades con nuevas compañeras, “ cada una de su casa”, concretamente, de cada esquina del mapamundi. No es fácil, o si; de todas las personas que conoces hay muchísimas que son estupendas, hay muchas que te ayudan a adaptarte y hacen que te sientas como en casa; hay otras que dejan huella en ti como jugadora y como persona y hay también unas pocas que entran en el círculo de los amigos, y esas casi nunca salen. Esta es una de las cosas por lo que estaré eternamente agradecida a este deporte. Es mágico.

CUANDO ALGO TE GUSTA EL MUCHO TE SABE A POCO Y NO HAY NADA QUE TE IMPIDA DISFRUTAR DE ELLO

Por otra parte, me encuentro en un momento precioso porque he conseguido encontrar en la medicina aquello que tanto me motiva del baloncesto: la capacidad de ilusionarme. Estos últimos años he estado combinando de la mejor forma que he podido las prácticas de medicina con las dobles sesiones de entrenamiento diario. Este año estoy jugando, por segundo año consecutivo, en la primera liga portuguesa y la exigencia física ha aumentado. Los entrenamientos se dividen al día en tres sesiones: la primera de ellas por la mañana, en la que profundizamos en aspectos técnicos del juego, trabajando también a nivel individual; la segunda, al mediodía en el gimnasio, para mejorar la condición física; y la última sesión, por la tarde-noche, trabajamos en equipo, aspectos técnico-tácticos, preparar partidos, etc.

image2

Mi entrenador nos dijo una vez “ when you work on getting better at something, don´t do it half speed”, así que he hecho de la frase un lema personal. He comprendido que para ayudar a tu equipo primeramente debes centrarte en ayudarte a ti mismo, en ser mejor físicamente, técnicamente, intelectualmente… Y sólo después de ello, poner tus capacidades mejoradas al servicio de tus compañeros y entrenadores y aprovechar lo mejor de cada uno de ellos.

Cada día de la semana hago con mis compañeras las sesiones de entrenamiento correspondientes y en medio de estas o al final del día, sobretodo cuando no caigo rendida sobre las mantas, leo, estudio y me ocupo de la parte académica. Al final de la semana jugamos el partido y aunque mi mente competitiva me diga muchas veces lo contrario, ganar partidos no resulta tan reconfortante como tener la seguridad de haberlo dado todo para poder hacerlo.

Es verdad eso de que “ el que algo quiere, algo le cuesta”, pero yo, como me gusta ser diferente, la completo: “… a menos que lo quieras por la vida, con toda tu alma y tu sonrisa”

image6

Me despido agradeciendo de corazón que hayáis pasado este buen rato conmigo.

Arantxa Mallou

ficha-blogArantxa.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: